martes, 3 de noviembre de 2009

La industria del anime declara la guerra a la piratería y al fansub


¡Ya es una realidad! Desde la semana pasada se ha reportado en Japón que las principales compañías de anime se han organizado para contrarrestar la piratería de anime tanto dentro como fuera de Japón. Y es que cinco compañías, entre ellas Studio Ghibli, Sunrise y Toho, se han unido con la CODA (Content Overseas Distribution Association), una asociación que vigila la distribución de anime fuera de Japón y que combate la piratería, para rastrear cualquier producto de su propiedad tanto dentro como fuera de Japón y exigirán a los que distribuyan a que los borren de Internet.

La medida comenzará a partir de este mes de noviembre con el rastreo de varias películas y series de su propiedad como Ponyo y Gundam 00 en China, y posteriormente comenzarán a hacer el rastreo en otros lugares del globo.

Todo esto surge por la creciente distribución de anime y películas sin autorización y que la NHK reportó la semana pasada que mensualmente se distribuyen 38.000 videos y que según la AJA (The Association of Japanese Animations) son descargados sin autorización unas 69 millones de veces.

Tal como se ve, la industria del anime se ha puesto los pantalones y puede que en los próximos meses comencemos a ver una cantidad menor de videos, aún cuando parece que dentro de Japón están siendo muy estratégicos en atacar primero la piratería en Asia, eventualmente otras regiones del mundo podrían sufrir un racionamiento con estos contenidos y no se descarta que se llegue a América Latina.

Este tema es muy polémico y genera discrepancias sobre todo porque la supresión de contenidos piratas puede generar una disminución del fandom otaku en diversas zonas del mundo, en especial aquellos que no tienen ingresos directos o de la clase media-baja y baja que no tienen un poder adquisitivo de conseguir un material legal. Esta medida también puede ocasionar una eventual supresión del fansub, ya que los contenidos pirateados son más consumidos si son subtitulados a los idiomas locales.

Con información de Animedia, Cartoon Leap y Anime News Network

10 comentarios:

Tulio dijo...

No creo que haya alguna disminucion en cuanto a la pirateria o disminucion en la fanaticada, Hollywood tiene años tratando de reducirla pirateria y no por eso las personas dejan de consumir las cintas, con la musica ocurre lo mismo, los mercenarios piratas de la red encontraran la forma de distribuir el material.

Taichi dijo...

Una cosa es lo que hace EU y otra en Japón, por eso van a ensayar con China para ver si tienen éxito. La erradicación no será a corto plazo, creo que ellos lo tienen muy claro y sólo se han enfocado en remover contenidos en línea, pero cualquiera que haya descargado en su PC, eso sí ya no está a su alcance.

Koneko-tan dijo...

no lo van a lograr el mundo completo va a conpirar por el derecho al anime libre XD
obvio si tienes plata y el anime es bueno pues se compra original pero es mucho lio conseguirlo.

Taichi dijo...

Aparte que la piratería se ha comenzado a afianzar como una ideología política y ha empezado a germinar en Europa con el llamado Partido Pirata.

Y parece sorprendente que el anime generá millones aún sabiendo que a su vez está perdiendo millones con la piratería. Seguramente la crisis económica los ha hecho alinear en esa posición.

No sabemos en qué tiempo se comenzará a ver los efectos en América Latina, por el momento creo que no se notará mucho al comienzo, pero por ejemplo comenzaríamos a ver menos videos de series como Gundam o Inuyasha.

Denshou dijo...

Ya era hora ah!

khan dijo...

yo crteo que mas bein deberian estar agradesidos con los fansub pues estos son los que propagan las series por todo los paises y asi se asen populates

Taichi dijo...

No del todo, el fansub solamente trabajan en los subtítulos, no en la obra original, y los fansub realmente no tienen permiso o autorización para distribuirlos, por más gentil que sea su labor, los fansub son como Robin Hood, roban pero ayudan a quienes no tienen acceso a esos videos.

Aún así, pienso que es injusto que se haga un ataque frontal sin resolver el problema de la demanda. Si hay piratería a gran escala las compañías anime deben tratar de ofrecer una mejor oferta, que sea accesible para todos, y eso implica una reducción drástica de los precios para seducir a la demanda.

seriousmoe dijo...

Estoy de acuerdo con tu posición: una política de combate a la piratería debe estar acompañada por otra política de distribución más inteligente y global. Sin embargo, como el mercado latinoamericano es ínfimo para los intereses de las compañías japonesas, dudo que haya interés alguno en atacar al fansub en español.

El caso de China y Corea es distinto porque en estos países sí hay mayor distribución oficial. Allí el fansub es una competencia en lugar de un apoyo. El caso de Estados Unidos podría ser más trascendental para los intereses de los fans de habla hispana. Muchos fansubbers latinos no hablan japonés: solo traducen de las versiones en inglés. Si los japoneses deciden atacar el fansub en inglés, entonces sí podría verse una disminución.

A estas alturas, luchar contra internet es un absurdo. O te adaptas a las nuevas formas de demanda o la corriente te arrastra. De todas formas, sigo creyendo que tratar de cubrir todo internet es imposible. Ninguna compañía podría gastar tanta plata en abogados para enjuiciar a medio mundo. No es rentable.

Sebastian dijo...

me gusta tu blog es super interesante =) y respecto al tema dudo que se pueda lograr, hay muchos fansubs

Taichi dijo...

Gracias por los comentarios! Y sí, ojalá estos empresarios tengan algo más de sentido común. Por ejemplo, Kadokawa subió en Youtube los capítulos de Haruhi-chan y Nyoron Churuya-san con subtítulos en inglés, dejando en seco a los fansub ingleses... Son medidas que no son totalmente represivas ya que el usuario final logra ver gratuitamente las series con el consentimiento de los creadores...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails