miércoles, 3 de marzo de 2010

«Moé trap»: ¿Un fenómeno popular en ascenso?

Hideyoshi Kinoshita (derecha, Baka to Test to Shoukanjuu)
Realmente es hombre pero lo confunden como chica y en ocasiones aparece travestido. En la historia es considerado como un tercer sexo (hasta tiene baños y duchas exclusivas para Hideyoshi)

Hoy vengo con un tema que está causando últimamente una creciente popularidad sobre todo entre las series con orientación shounen: el «moé trap» o hablando llanamente el travestismo moé. Esta nueva tendencia parece estar teniendo un arraigo entre los fánaticos del sexo masculino más que todo, y actualmente parece que más y más series están tomando personajes masculinos que prácticamente profesan el travestismo con fines cómicos.

El ejemplo más reciente y famoso es el de Hideyoshi en Baka to Test to Shoukanjuu, un anime que se está emitiendo actualmente. Su apariencia andrógina confunde a los demás personajes y a veces es travestido o se traviste, robando el protagonismo de los demás, generando un fenómeno que se menciona en diversos foros de discusión tanto dentro como fuera de Japón. No sorprende que veamos a Hideyoshi usando trajes de sirvienta, trajes chinos, sailor fuku o inclusive en traje de baño (larga historia...). Contrario a un efecto desagradable, el resultado es que es moé, es decir, transmite ternura con su apariencia andrógina.

¿Pero cómo es posible que se pueda recurrir a personajes de esta clase y que genere un efecto de "tierno"? A diferencia de los países occidentales, Japón ha experimentado de manera más abierta y tolerada la homosexualidad y el travestismo desde hace siglos. Uno de los primeros ejemplos de travestismo es mencionado en la mitología japonesa, cuando el príncipe Yamatotakeru, quien se destacaba por sus habilidades y su belleza, mató al rey de Kumaso infiltrándose a sus aposentos travestido como sirvienta.

Otra historia, el Torikaebaya Monogatari, escrita en el siglo XII aproximadamente, relata la historia de dos mellizos, un chico y una chica, que tenían personalidades opuestas, y el padre de ambos decide travestirlos ante la Corte Imperial, por lo que su hijo estaría conviviendo con las damas de la corte, mientras que su hija asumiría un puesto gubernamental importante y que sólo era asignado a los hombres. Al final de la historia, ambos son descubiertos, pero tiene un desenlace positivo para los hermanos, aceptando sus sexos naturales.

Hazumu Osaragi (centro, Kashimashi -Girl meets Girl-)
Al inicio de la historia es un hombre, pero un accidente con unos extraterrestres lo hacen cambiar de sexo al nivel del ADN. Es decir, pasó de manera extraordinaria y completa de un sexo a otro.

Otro caso conocido de travestismo tradicional es en el teatro kabuki. Esta expresión cultural nació originalmente como un teatro exclusivamente para mujeres (es decir, que los papeles masculinos también eran cubiertos por mujeres), pero en 1629 el shogunato Tokugawa prohibió que las mujeres participaran ya que el kabuki era considerado como inmoral, así que los puestos fueron reemplazados por chicos jóvenes, aunque en 1652 nuevamente el shogunato hizo una prohibición a que menores de edad participaran, por la misma razón (y es que se comentaba que era muy común la presentación de actos de homosexualidad en las obras).

Desde esa fecha, los hombres adultos debieron tomar los roles (ahora en este caso, si había un personaje femenino, un hombre debía hacerlo), y de ahí surgieron un grupo de actores llamado onnagata (literalmente, "forma de mujer"). Los actores onnagata son muy famosos en la actualidad e inclusive algunos han aportado de manera significativa a la cultura japonesa a nivel nacional e internacional.

En resumen, se puede decir que el historial de travestismo hombre-mujer y mujer-hombre en Japón parece estar muy arraigado en la cultura. Pero ahora vamos a lo que nos compete, hablar del paso de la "belleza masculina" por el manga y anime.

Seguramente muchos conocerán los conceptos de bishounen (niño hermoso) y bishoujo (niña hermosa), que rigen en el mundo anime. Los personajes considerados bishounen suelen ser atractivos y hermosos, y tienen una atracción y orientación al público femenino, mientras que una bishoujo está orientada al público masculino. El concepto del bishounen está presente en el género homosexual yaoi (amor entre hombres), mientras que, el bishoujo lo es en el género homosexual yuri (amor entre mujeres).

Mizuho Miyanokouji (derecha, Otome wa Boku ni Koishiteru)
Es obligado a asistir a una escuela femenina como chica, por culpa del testamento de su abuelo. Se convierte en la onee-sama (hermana mayor) de las estudiantes del colegio y se vuelve popular.

Pero en los últimos años, el bishounen y el bishoujo parecen haberse entrelazado y ocurre lo que estamos viendo hoy mismo: personajes masculinos cuya apariencia, voz y personalidad son correspondientes a los de un bishounen, pero en la historia se convierten en personajes bishoujo, por lo general a través de hechos accidentales o sobrenaturales.

Y aunque dentro de la historia tienen una posición de personaje cómico, algunos toman papel protagónico y se convierten en "heroínas". ¿Cuáles son los motivos de esta tendencia? A nivel personal diría que en cierto modo pretenden ser una sátira al bishounen, por querer acaparar características que no son propias de un hombre (es decir, no son personajes viriles) y pretenden emular la belleza femenina a través del travestismo. El detalle es que estos hombres alcancen la femenidad y se muestren femeninos, parece haber desencadenado una nueva tendencia de lo moé.

Maria Shidou (derecha, Maria Holic)
Asiste a un colegio femenino a pedido de su abuela con el fin de obtener la presidencia del colegio. Posee una doble personalidad, aparentando ser gentil, pero es realmente cruel.

Lo más interesante es que quienes quedan fascinados con el moé trap son esencialmente varones, y casi la mayoría de las apariciones de estos personajes pertenecen al género de series yuri, sin embargo, algunas son las excepciones (como Hideyoshi en Baka to Test to Shoukanjuu).

Y hablando de Hideyoshi, el efecto de éste en la serie ha hecho crecer la popularidad de la serie, al punto que es la serie más popular en la temporada de invierno 2010; más interersante es que Hideyoshi se posicionó como #1 en la lista anual de personajes del Kono Light Novel ga Sugoi! 2009 y 2010, que premia a las novelas ligeras y a sus personajes (también cabe mencionar que Baka to Test fue premiada como mejor novela del 2010). Es obvio que hay un fenómeno presente.

Masaki Akemiya (Sasameki Koto)
Se traviste para intentar enamorar a una compañera de clase lesbiana. Se complica cuando su hermana menor lo descubre y lo manipula, convirtiéndolo en modelo de revistas femeninas.

Dentro de Japón está claro que la moda del moé trap estará flotando por buen tiempo, y no dudo que nuevos personajes ambiguos entraran en escena. Personalmente, me agradan los personajes, admito que algunos son muy atractivos y llaman poderosamente la atención y en ocasiones enganchan a uno para querer seguir viendo la historia, por eso tal vez he descubierto y me haya contagiado de ese "encanto" que hace que este fenómeno crezca mucho más. ¿Qué opinan?

Makoto (derecha, Minami-ke)
Es travestido por Kana Minami para estar en la casa de las Minami, ya que Chiaki Minami le prohibió la entrada por ser muy idiota.

5 comentarios:

metalAlfredo dijo...

Caramba, uno de los generos mas extraños que e visto en el anime, a mi en general no me molesta, me parece muy divertido, como tu apuntas en el parrafo final, me fascina todo tipo de anime que ma haga reir, si.

Caray, tu blog es maravilloso, nos adentras a mas aya del anime, dandonos a conocer los sucesos que pasan por japon, como es el caso de "Cocinando con Sailor Moon", caray, tratare de ser un fiel seguidor de tu blog, pasando muy seguido.

Caray, no se i es muy pronto, pero seria para mi todo un honor que me dieras tu opinion sobre un nueo blog que e creado, de anime, no tiene mucho, es muy sencillo, y apenas llevo 2 entradas, si, la primera vez que doy mi opinion sobre el fabuloso anime, seria todo un placer que dieras tu original opinion o sugerencia: http://elinfiernodejigokushoujo-animeymas.blogspot.com/

Gracias por tu blog.

Alfredo.

Koneko-tan dijo...

Hola taichi
muy informativo
solo que pusistes esto:

El concepto del bishounen está presente en el género homosexual yaoi (amor entre hombres), mientras que, el bishoujo lo es en el género homosexual yuri (amor entre mujeres).

Hay muchos más animes que no son homosexuales en los que estan presentes los bishoujo y bishounen

Taichi dijo...

Ah Koneko! Realmente estaba hablando sólo de los géneros homosexuales. Sí está claro que ambos estilos están presentes en otros géneros, pero estaba con ese marco en especial.

Gracias por el mensaje y por la aclaración :)

seriousman dijo...

Interesante artículo. Me gustó bastante la presentación de los antecedentes históricos y folklóricos de la apertura del Japón hacia la homosexualidad, una apertura relativa si la comparamos con la condena de Occidente, pero en general sigo creyendo que incluso durante esas épocas se trataba de una práctica que transcurría en un nivel mas bien subterráneo. Sin embargo, ese tema me parece excelente para discutir: ¿habría una relación entre los traps contemporáneos y los onnagata?

Lo curioso es que existe también el reverse trap y justo tenemos un ejemplo en tu artículo: Touma Minami.

Taichi dijo...

Hola seriousman! Me alegra verte comentando en el tema! Pues yo digo que sí parecen tener un vínculo ancestral, lamentablemente no es un tema que conozca a profundidad pero podría asegurar que el patrón de no sólo vestirse, sino de verse y actuar como una mujer es algo que los onnagata requerían hacerlo y hasta hubo generaciones de actores onnagata, por lo que se aseguraba de mantener la femeneidad a través del tiempo. Por eso pienso que el trap en las series anime es abundante y cotidiano, ya que parecen de algún modo aspirar a buscar un personaje con la similitud de un onnagata.

Y es verdad! También esta el "reverse trap", aunque este es más reciente. En la era Taisho (1910-1926) las mujeres estaban más atraídas a lo masculino y se puede decir que ellas son las antecesoras de las tachi en las relaciones yuri (chicas con apariencia y vestimenta masculina), aunque es más discreto este género y parece que aún sigue medio dormitando hablando en términos de popularidad.

Ahora mismo a muchos japoneses la imagen de Hideyoshi está latente en muchos sitios de Internet.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails